lunes, 11 de octubre de 2010

Momento

me encontré en mi muñeca derecha
ví lo que soy en el reflejo de mis ojos que me devolvieron las gafas de ver
dormí con la cara en los rizos que rapé en un campo de concentración
toqué los huesos de las caderas que negué al bisturí
conté las costillas que me clavaba en la barandilla
pinté de colores los dedos de mis pies dedicados a una playa de cuerpo entero
conté las venas que no me atreví a pinchar con heroína
y froté unos párpados cansados de ver pasar hoja tras hoja

dejé de buscarme cuando supe que ya estaba
y no tenía que correr detrás de la imagen que me precede

el sitio que dejé vacio se ocupó
el que busqué está lleno
me quedo en el que soy,
estoy en el que ocupo.

ya no huyo de mí misma
porque siempre me gano la carrera.
me doy por vencida y siento quietud
en un movimiento imparable
de velocidad variable
pero constante.
y me sigo mareando en coches ajenos,
pero nunca cuando coduzco yo.


A. Orozco. Mi momento. http://www.youtube.com/watch?v=1X5hfe2D2EM

7 comentarios:

Maritza dijo...

Tus momentos retratados son intensos e inmensos de emociones.
Bravo por tus versos del alma!

Besitos Elena.

Nómada planetario dijo...

Eres la ruina de corporación dermoestética. Jeje.
Siempre hay un momento para dejar de pensar en arreglos superfluos.
Besos sin biodramina.

Laura Caro dijo...

El primer paso para ser feliz es conocerse y quererse.
Buen camino el que has tomado.
Un abrazo.

Ulises Bjurman dijo...

Sabe extraño el olvido de esos kilómetros recorridos jugando al despiste con las palmeritas de hojaldre por las marismas de Doñana, entre foto y foto... Aunque soy aguador, ¿quién mas que tú te podría seguir para darte agua? Todavía corro tras de tí con la voz mutada para darte de corazón las gracias por rescatarme de ese limbo por el mero echo de sonreirme y dejarme darte un beso. Ese susurro casi mudo de los despertares del bisturí eléctrico es lo que es, la "magna veritas", la de los que van desnudos porque los sacaron de la penumbra aséptica y lo que hay es lo real, pero no por ello dejan de ser asesinos de ruiseñores.
Yo confieso.

Ian Welden dijo...

Cuanto poder y sabiduría de la vida tienes entre tus manos!
No te busques más, ya te has encontrado en la magnificencia de tu poesía que a pesar de las venas rotas por la heroína y los coches tan ajenos es auténtica y positiva.

Gracias por enseñarme a escribir.

Ian.

Anónimo dijo...

Sin ninguna duda, al menos en lo que a mi certeza se refiere, es la mejor manera de decirte que has encontrado, o que ella te ha buscado, desde los lugares mas cercanos, profundos y tocables que he sentido y fantaseo a tu lado...esta eres, eriscible y eriscisticamente, aunque no me cojas el móvil, so mamona en el campo porque asín estas lejos de todo lo que tienes siempre presente.¡Cómo te quiero, canija!
Beginage

Natalia Litvinova dijo...

- me doy por vencida,
me quedo en mi sol, en mi cielo,