sábado, 4 de septiembre de 2010

NIF

Ana Lechuga Villalobos



He hecho una lista.
Lista una hecho he.

Me he sentado en una cafetería
enfrente de Winnie de Pooh
y mirando unos ojos negros bobalicones
me he dispuesto a esperar su veredicto.
Me ha escrito una palabra
en una tarjeta y la ha empujado
por encima de una mesa grasienta.

Me he perdido.
Perdido me he.

En el aparcamiento de Carrefour,
en la vida que compartimos
en la fiesta de pijama
en mi fin
nif

He roto una ventanilla con un dedo
y le he hecho el puente a un todoterreno.

Aún no he vuelto.
Vuelto he no aún.

Desde la cabina de la gasolinera
camino de mi vida
he llamado.
He llamado
camino de mi vida
desde la cabina de la gasolinera.

Sólo quedas tú.
Sólo quedas tú.
Quedo sólo yo.

En el principio del fin,
en el fin del principio
he abierto la lista.
Sólo había una pregunta.
¿Para qué?

Winnie había respondido
¿qué para?

Faltan motivos para qué.
Sobran razones para qué para.




3 comentarios:

Maritza dijo...

La vida... al revés?
O la vida, tal cual es...

Elena, me gusta y te felicito por como buscas novedades de estilos.Poesía libre y diferente.

Abrazos en este fin de semana, que espero seas feliz en todo lo que realices.

Laura Caro dijo...

Es genial, Elena. Cómo algo puede volverte del revés la vida y los esquemas. Me encantó. Te mando un enlace que puede que te guste:
http://elblogdelauracaro.blogspot.com/2010/05/versos-al-reves.html
Un abrazo.

Caín dijo...

Ey, no había leído éste, cuando entré ayer no estaba, estaba no ayer...

Me has dejado pensando un buen rato sabes? pero un buen rato, rato buen un pero...

Y me has dejado sin tonterías que añadir...

Molt bó, señorita, molt bó!!!