martes, 14 de septiembre de 2010

Cornisa-serpiente




Ha volcado el bolso de las medicinas encima de la cama.
Buscaba algo para el dolor de hígado que provoca la mala sangre,
pero lo primero que cayó fue la píldora del día de antes.
Así que se ha vuelto a quedar en casa tirando monedas a una fuente vacía.








paso a paso
acabé reptando
en una casa
que se achicaba
en cada habitación
y las cornisas
que perfilan
cada estancia
se convierten
en guías
que seguir
cuando se huye
de lo que te persigue
y que te espera
delante de
cada nueva puerta
para decirte:

que no es para tanto,
que nunca lo fue,

y que tanta carrera
sólo nos está acercando
a un abismo
cada vez más profundo,
pero con simas tan cercanas
que tus dedos pueden tocar
sus puntas.

4 comentarios:

Maritza dijo...

Todo un mundo onírico (muy complementado con la imagen, por supuesto) es lo que siento en tu texto, Elena. Y en tus temáticas siempre presente el tema de las distancias entre los seres humanos.Algo que en el mundo de hoy parece que cada día es más abismante.
Buenos y valorables, entonces, son estos espacios, en los que al menos, podemos compartir nuestras impresiones, o estirar un brazo (aunque virtual) y sentir a la persona que ahora lee, que ayer escribió y me hizo sentir a mi...

Abrazos.
Siempre encantada por tu trabajo, o tu expresión...como quiereas tú llamarle. Lo respeto.

Maritza dijo...

Cuéntame por favor de quién es la imagen. Me ha gustado mucho.

Besos.

Caín dijo...

Hola Maritza, berás, la cosa es que, me avurro, sí, es una cosa por demás, y es que es eso, que no puede ser otra cosa, sí tía, vamos que me avurro y eso, que veo, que tú, pues que tú tamvién te avurres, con lo que me eh! dicho, voy a echarla una manica, haber si sentretié, la moza...
Échale un bistazico a esta wes, a ber qué te parece maja...

http://www.mcescher.com/

Un besiñoqui, desde Las Españas

Anónimo dijo...

Joer caín, yo creo que con el gugle ése había valío, no?? ejjjjjjjjque hay que dar to mascaíto....amosssssssssssssssss