viernes, 3 de septiembre de 2010

Esfinge

José Mª Rodríguez Millán



Ven, cielo, ven. Hunde tu cabeza en mi cuello
y huele el perfume de mi cuerpo.
Acércate al enigma de esfinge que te atrae,
que tú no eres Edipo y no darás con el secreto.

Ven, cariño, ven. Mírame primero a los ojos,
ya estarás atrapado.
No sabrás lo que es, pero antes del principio
ya estará acabado.

Juega a este escondite conmigo,
utiliza todas tus estrategias,
que no dejé ninguna al olvido;
pero no pierdo esperanza de inocencia.

Ven, mi vida, ven. Siéntete atrapado
por esta red de deseo invisible,
deseo atemporal porque para mí no hay secuencia
deseo inalcanzable, porque es más grande que tú;
deseo insaciable porque nada me llena.

Ven, amor, ven. Siéntete sabido hasta en lo que escondes.
Saciado de todo hasta el hastío,
pero sin poder escapar aunque te eche.

Ven, cielo, cariño, mi vida, amor, ven.
Cógelo todo y llévatelo cuando te diga.

Y deja lo otro.

Lo que no ves.
Lo que no oyes.
Lo que no tocas.
Lo que no sabes.
Lo que te asusta.
Lo que quieres.
Lo que no tienes.
Lo que te da miedo.
Lo que me diferencia.
Lo que me divide y me une.
Lo que es.
Lo que no te doy.

Ven. Queda poco tiempo.

No seas tú.

Espero a otro.

5 comentarios:

Caín dijo...

Vaya y yo que había cogío carrerilla, me cachis en los mengues!

Lo siento hoy estoy algo tontorroncillo, no he podido sujetar el torrente de mi ingenio que me se escapa entre los deos.

Ahora y muy seriamente, me ha gustado algún trazo de este poema, pero si te soy honesto, creo que tú eres capaz de hacerlo mucho mejor. Más que un poema se propone el texto como una instalación lúdico-festiva de sugerencias libidinosas pero poco más, no te ofendas, ya sabes que la confianza da asco (también es cierto que resulta de muy mal gusto tomarse ciertas licencias con un@ desconcid@, pero yo nunca he alardeado de buen gusto precisamente).

En cualquier caso me gusta el cambio de registro, tal vez si le dedicas algo más de un cuarto de hora ;P

Te recomiendo una poeta, si no la conoces ya, en el caso de que estés interesada por este estilo de poesía. Se llama Lucía Fraga, la tengo enlazada en mi blog (Nostalgia del acero).

Un abrazo, poeta...

Maritza dijo...

ME ENCANTÓ, ELENA!!

Entro a tu sitio y me encuentro esta propuesta llena de sugerentes proposiciones en el amor, URGENTES DE DESEO ... un muy liberado y femenino deseo. ¡Genuino! ese que no esconde todo lo que puede ser una mujer, entregada a la pasión.

TE FELICITO DE VERDAD.

(Tú, sé tú, en todos los tiempos y condiciones, bajo todas las circunstancias u opiniones)

ABRAZOS DESDE CHILE!

Elena Lechuga dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura Caro dijo...

Pues a mí me ha encantado.
Para que conste.
Un abrazo, Elena.

RaRo dijo...

Elena, contacta conmigo en: edicionesraro@yahoo.es
y te cuento más. Tal vez puedas colaborar conmigo en la RARA.
un saludo