miércoles, 11 de agosto de 2010

Seguidilla de lo intangible

Te lo cuento en silencio,
silencio roto
visto en límpido vacio
sin quedar poso.

Canto leve murmullo
en labios secos
cuando ignoras susurros,
sólo ya restos

de lo que nunca ha sido;
sólo fantasia
matada por un tiro.
Certera risa

que escapa loca a veces
en albas plenas,
ilusas de que crece
vida en arena

yerma por lo perdido.
Yo te lo cuento,
tú duermes sueño justo.
Sólo ya el resto.