miércoles, 5 de octubre de 2011

soniquete


"Persona" (Ingmar Bergman)


digo miedo cuando la duda me acorrala desencajando lo incomún de mi sinsentido
digo amor cuando las yemas de mis dedos se electrifican desde el estómago
digo nostalgia cuando el peso de mis estanterías colapsan las entrañas

y digo dolor cuando el recuerdo me aplasta

busco un silencio que calle a gritos tanta palabrería inútil
pero sólo encuentro un soniquete siniestro de párpados vigilantes



21 comentarios:

Noelia Palma dijo...

peor sería, supongo, que ya nadie te mirase...
o puede que yo esté diciendo boludeces!

Charcos dijo...

a veces un poema es un espejo donde mágicamente me veo, éste es uno de ellos

besicos

Larisa dijo...

Dime que has estado en la boda y que esto lo escribiste después de que te cayese el ramo. Con lo de 'soniquete siniestro' te delataste. ¡VIVAN los novios!

El Joven llamado Cuervo dijo...

En verdad, el recuerdo pesa como plomo.

R dijo...

tanta palabrería inútil
tanta palabrería inútil
tanta palabrería inútil
tanta palabrería inútil
tanta palabrería inútil
...

Emily dijo...

los nombres que inventamos
para lo irreversible
nos inventan a nosotros.

Pluma Roja dijo...

Mis comentarios son redundantes, todos y cada uno de tus poemas me llegan, me parecen geniales, muy buenos. De una mente analista que se observa constantemente y deduce lo profundo de su espíritu.

Me gusta como escribes.

Saludos cordiales.

Miquel dijo...

A veces vemos las cosas más oscuras de lo que en realidad son...salut

Niuqech M. dijo...

y sin embargo, a veces (sólo a veces) ese soniquete nos da la vida

Tracy dijo...

¡Que maravilla!, llevaba sin pasar por aquí unos días y está visto que no deboo hacerlo más.

Maritza dijo...

Me duele este texto...
Pero como siempre está escrito magistralmente, en esa introspección necesaria (aunque a veces mucha causa daño).

Buenos deseos para ti,Elena.
Que la vida te sonría.

Abrazos miles!

ladytacones dijo...

A veces la búsqueda del silencio se convierte en una ardua tarea, verdad?

Imaginativa dijo...

Te llevo leyendo mucho tiempo y es que cada día me gusta más lo que escribes.
Un beso!

Jo Grass dijo...

El soniquete puede dejar de ser siniestro, según el ánimo con el que lo escuches. Nunca es blanco o negro!

El GatoPardo dijo...

"...busco un silencio que calle a gritos tanta palabrería inútil..."

Me he visto aplastado ante este verso.

Un abrazo.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Yo digo dolor para describir exactamente lo mismo, pero no era capaz de verbalizarlo.
Gracias!

DANI dijo...

No es posible, busca mejor, algo tiene que haber...

Besazos enormes

Clara dijo...

Ah si sólo pudieramos cerrar los ojos y olvidar todos los sonidos...
Me encanta el blog así, tan limpio.
Besos Elena,

Clara

TELECANIBAL dijo...

Digo monotonía cuando el alma se espesa
Digo melancolía cuando quiebra el corazón cada día
Digo miedo, a vivir sin sentir a morir de los sueños
Digo pena, al partir, al sufrir a no poder tocar tu lamento.

El Poeta Maldito dijo...

"digo nostalgia cuando el peso de mis estanterías colapsan las entrañas..."

Me gusta ese impacto de la imagen.

tina dijo...

tanta palabrería inútil.