jueves, 3 de marzo de 2011

El diablo nunca duerme. Y yo tampoco.


El Bosco


El tatuaje de tu hombro decía que el diablo nunca duerme.
Me hipnoticé por esa certeza que me hizo un surco en la primera circunvolución del lóbulo frontal izquierdo; la que funciona sin pedir permiso, la única que no controlo. 
Ya no me dan miedo los diablos de fuera.

En el espejo en que me acuesto leí que en realidad siempre dormita.
Todo sus sueños se hacen pesadilla en los días que vuelco en un dominó gigante. Él es el responsable de mantener un hilo entre las desconexiones insomnes y las inconsciencias biorítmicas, por eso se entretejen con pesadillas en casas de estructura cambiante con habitaciones que se vacían en imágenes de pérdidas buscadas a dentelladas. Sin eso cada mañana sería una nueva vida como cada vida es un único día.
Porque lo siniestro no es lo mismo para todos los poseídos, depende de la primera violación.

Llamando a un Dios que me ahogaba con gritos sordos –inaudibles, eran inaudibles y de agua- hice magia blanca que se volvió gris cuando levanté las manos mientras mi cuerpo giraba hechizando un aire de sulfuro. Hay cosas que es mejor no utilizar. Retar al diablo es peligroso; corres el riesgo de que tus manos tengan más poder que sus ojos cerrados.
La locura empieza donde la madre acaba.

Las norias que se mueven con cinco dedos son las elipses que entran en los ojos. Se conectan al torrente sanguíneo por dos nervios ópticos que se pudren extendiendo la infección a unas venas ya maltrechas por la contaminación de lo comido.
No hay cielo que albergue comisuras marcadas a fuego por mandíbulas de acero.

32 comentarios:

Allan Smithee dijo...

ya somos tres...
a mi m dan mas miedo los diablos de carne y hueso, que nunca deberian llevar ese nombre, adjetivo o como quiera que se llame...
...esa última frase, aplasta...

un abrazo, besos elena
genial!

guille dijo...

Tengo que decirte que el primer parrafo es lo que mas me ha gustado de todo lo que te he leido.

Claro, directo, preciso.

Lo siniestro no es lo mismo. Pero hace sentir lo mismo.

Y cada mañana es una nueva vida si uno quiere. Lo usual es conformarse con seguir la que ya se vie, aunque no nos plazca, pero existe la oportunidad de cambiarlo todo de forma radical.

¿Que es lo que te lo impide?

Curiyú dijo...

Los diablos de adentro que se queden adentro, sabremos como mantenerlos a raya. No superan ciertas líneas.
Los retamos y de vez en cuando, los usamos como caballito de batalla.

TORO SALVAJE dijo...

Mira que si es como dices...

La locura es nuestra amiga oculta.

Besos.

Alma naif dijo...

Sabes?
En realidad siempre tuve un poco de miedo a este tema...
Porque si creo en Dios tambien creo que existe el diablo.
Creo que a veces reaccionamos como tales... creo que a veces sin darnos cuenta se nos mete en el cuerpo y quizás te das cuenta en algunas reacciones que a veces hasta te asombran.
Tu inteligencia hace que me haya costado entender quizas el fondo del post, pero no esta de más quizas dejarme mi pensamiento aunque ignorante (perdona si?)
Besos a tu alma!!!

Noe Palma dijo...

Elena!!! uufff me quedé eclipsada con los cinco dedos que entran en los ojos...!

qué texto mujer! qué texto...

acá te dejo mi version del yin yang interno, cuando lo abras vas a entender, porq parece que hubieras escrito esto para una de mis obras!

http://lazomortal.blogspot.com/2010/11/yin-yang.html

te abrazo nena!

Alhami dijo...

.



...mira que a mí el diablo me viola todas las noches con mi voluntad

es que prefiero sus mandíbulas a las burlas

besos

Maritza dijo...

Abrazos grandes para ti.

Tesa dijo...

El diablo nunca duerme.
Pero debe de ser como uno de esos cabrones divertidos.

Pluma Roja dijo...

Esto de la locura, hoy amanecí más loca que nunca jamás.

Besos. El cierre es magnífico.

Hasta pronto.

Ojosnegros dijo...

A mí me da mucho miedo esa parte del cerebro que no podemos controlar, a veces pienso que ese "yo" es lo que realmente queda de nosotros cuando quitamos capa a capa nuestras circunstancias y nuestras situaciones.
Besos.

Miquel dijo...

Nos gusta encontrar culpables. Es nuestro otro yo. Salut

plinnn... dijo...

Con plastidecores quedaría estupendo:))
Ojalá tengamos una visión del cielo también más positiva, a veces pienso que nos abraza, intento no verlo como amenaza, aunque sí, hay de todo:)
Un besoteee grannnnnde:)))

Jo Grass dijo...

Uff, lo estoy viendo, esas casas de estructura cambiante con habitaciones que se vacían en imágenes de pérdidas buscadas a dentelladas.
Es alucinante lo que puede generar nuestro cerebro dormido. Miedo me da despertarme en ese instante.
Bravo, me pones la piel de gallina!
No recordaba esa pintura de El Bosco!!

pocofre dijo...

y yo menos. Siemore hay que estar prevenidos.

un beso

Belén dijo...

Vale que asustan, si.. pero son tan atrayentes...;)

Besicos

Eleanor Smith * dijo...

A mí ya no me asustan los diablos de fuera. En absoluto. Me estoy haciendo fuerte *

Qué belleza tu texto querida *

Un beso o 2 !

Edu dijo...

El diablo nunca duerme, no tiene día destivos, ni fines de semana, ni vacaciones.
Saludos, Edu

Javier dijo...

Vuelve tu surrelismo, me gusta.
Como me gusta El Bosco, mucho.
"Porque lo siniestro no es lo mismo para todos los poseídos, depende de la primera violación.", lo pensaré esta noche, o mejor no, lo disfrutaré.

Saludos.

El Diablo dijo...

Quizás ignoras que me invocas al nombrarme
y que no es tinta lo que en tu piel trasvaso.
No te reflejes en todos los espejos,
pues soy inaudible pero a la vez convexo y,
para más inri, de compasión escaso.

(Cómo mola crear tantas expectativas para no existir)

Larisa dijo...

¿Te afilias a mi religión? No hay dogmas.

¿Te vienes a Venecia? No hay calles. Se dice, se comenta, se rumorea.

Me siento mayor.

Tebeso. Tojunto.

El Drac dijo...

Pues de verdad está lectura ha sido como de pesadilla; había una guaracha que cantaba mi abuelo, decía así, "No juegues con el diablo, no juegues con el diablo, el diablo come candela, no juegues con el diablo!

Susan Urich Manrique dijo...

Semejante bofetón me llevo en el bolsillo...

Te abrazo.

Carolum Art dijo...

Lo que mas me atrae es el ritmo trepidante que te lleva durante la lectura! una pasada
saludos

Apple dijo...

sabes que es lo sorprendente del ser Humano?...
que somos los mas poderosos!
porque podemos ser el Diablo y Dios cuando queremos!

El GatoPardo dijo...

"La locura empieza donde la madre acaba"

Tienes tanta razón, y mejor aún que eso la belleza para transmitir sin que a uno le sangren los ojos, ni las entrañas le revienten.

Tus letras duele, del mismo modo que me agradan.

Te dejo un abrazo.

Яakro dijo...

No creo en más diablo ni en más dios que uno mismo... Suficiente para ahogarnos o retar...

Me ha gustado este lado que no conocía de tí... Saludos!

Augurio Abismal dijo...

Tranquilo todo el mundo, lo que os pasa se soluciona con haloperidol 10mg/dia

Doctora Anchoa dijo...

Los diablos a los que realmente debes temer no tienen cuernos ni tridente; se llaman malas personas, aunque veo que estás alerta para ahuyentarlos.

Eva Magallanes dijo...

Un texto impecablemente bien escrito, Diablo mediante. ¡Tan creativo este ángel caído!
No es vana la alianza con El Bosco (artista demoníaco-divino que me fascina) ya que el texto construye al Mal como G.Bosch lo pinta... con la lógica de desmantelar lo lógico.
Un abrazo mio y de Lucifer al cual, siento, no hay que temer, si no enfrentar.

VolVoreta dijo...

El demonio tiene tantos disfraces como dolores podemos sentir; a cada cual le duele el suyo...

Te dejo un beso, elena.

Autem dijo...

Me viene a la mente una total escena de Sexo; mi interpretación quizá sea errada, lo más posible es que así sea. Correré el riesgo de que estas manos que escriben tengan más poder que mis ojos cerrados.

[imposible enmudecer y que la voz no muera (creo)]

Abrazos, Elena.