domingo, 20 de marzo de 2011

cómetelo todo

Francesca Woodman


cómete tu hambre
cómete tu risa

come los días yertos en mesas de disección
come las mañanas petrificadas de sol alucionado

cómete tu amor
cómete tu odio

come las noches de leche derramada
come el atardecer de beso seco

cómete tu estómago
cómete tu misma

come el mendrugo seco de la cocina
come el desprecio de la mirada silenciosa

cómete tu vida
pare tu muerte


33 comentarios:

Jo Grass dijo...

Me gusta la idea de comérselo todo: lo bueno y lo malo,lo simple y lo complejo, lo alegre, lo extraño...todo lo que se come se filtra y lo que queda es lo que uno asimila en su conciencia.
Bravo!

Volia Nihil dijo...

Vivir es comerse todas esas cosas, no queda otra. Me ha gustado mucho la idea y el ritmo.

Pluma Roja dijo...

Muy fuerte y profundo que desesperación.

Besos querida Áuryn.

besos.

guille dijo...

Yo me como todo lo que me dejan.

Charcos dijo...

me gusta

mucho!!!


comámosnos hasta lo agrio o lo que aún ni fue

Alma naif dijo...

Creo que lo peor es comerse el desprecio de una mirada silenciosa, pero es cierto, todo forma parte de la vida y hay que saber mechar para seguir.
Excelente Elena!!!
Besos para ti de domingo soleado!!!

LuZerna dijo...

Menudo estómago hay que tener... pero hay que tragárselo.
Con suerte alguna vez sabrá dulce...

Ojosnegros dijo...

Es increíble, ayer parí algo parecido a lo tuyo, lo tengo por ahí escrito con cuatro letrajas.
Eso sí, ni la mitad de bueno ni de fulminante.
Muy bueno, me llegó.
Besos.

Miquel dijo...

No. No quiero que después alguien me diga...¡ buen provecho ¡

NallA ZenitraM dijo...

Me gusta la rabia que desprende y cómo vuelves a la crudeza de antes. Muy bueno!"

TORO SALVAJE dijo...

Joder que bueno!!!
Estoy pariendo la mía.
Voy por buen camino.

Besos.

Leo Mercado dijo...

Una buena salada antes...

Noe Palma dijo...

querida!!
me veo abriendome completa, pariendo noches muertas y risas que no se manifiestan! así, como tu poesía tan intensa... y después seguiría comiendo para seguir pariendo lo que nunca tuve...
te abrazo amiga hermosísima, y te admiro lo sabés!

Jorgelina dijo...

qué
maravilla

Gaearon dijo...

Se me hace demasiada comida para una sola sentada.

Besos

soy... dijo...

¿hasta en el desenfreno eres esteta?
¿lo crudo no es pared para ti?
¿una bofetada es poesía?

te descubrí... !!por fin!!

Haces trampa.

Gracias

Larisa dijo...

My sister, con ese título, mi mente sucia y los tres días que nos separan de Evaristo, tú lo que quieres ej que me dé otro baño caliente, bandida.

Ains.

Eleanor Smith * dijo...

"come el desprecio de la mirada silenciosa" Elena: eres GRANDE *

Permíteme llevar esta frase como estandarte y ponerla en práctica.

Un beso o 2 !

Allan Smithee dijo...

preparate para la digestion...

un abrazo, beos, elena

Tracy dijo...

Dura, dura, te ha salido ésta.

**kadannek** dijo...

Todo en un intento desesperado por llenar el vacío interno y disimular la miseria propia; Por eso uno se atraganta con comida, una anestesia momentánea, de rápido acceso, pero llena de culpa.

Maritza dijo...

(Yo comí demasiado).

FacuZ dijo...

Mientras no te llenes de odio...

Un beso,
Facu.

Susan Urich dijo...

Parir la propia muerte no es cosa pequeña. En tus textos hay un dolor como de arrancarse la piel en seco, pero hay dignidad, demasiada, y ambos cosas se funden en una fuerza tremenda. Te abrazo, disculpa mi ausencia en tu blog, es sólo que a veces me parece que mejor no comento nada, porque a veces no tengo nada qué decir, solamente me queda un silencio triste y rotundo después de leerte, cosa grande, porque para eso, entre otras cosas, es que uno lee poesía. Otro abrazo.

leamsi dijo...

...y a cada bocado pares un poco más tu muerte... toda la vida tragando para un único fin, morir

me gustó, por duro, por directo
salu2

Doctora Anchoa dijo...

Pues sí, en la vida hay que salir a comerse lo que sea. Ójala siempre viviéramos con esa intensidad.

Curiyú dijo...

Es brutal. Hay que abrir los ojos con esta rabia, salir al sol y comerlo todo.

ladytacones dijo...

Buff... Duro, real.

VolVoreta dijo...

No queda más remedio, Elena, uno se lo guisa, uno se lo come... mientras va cabando su propia tumba.

Te dejo un beso.

El GatoPardo dijo...

El mendrugo seco de la cocina, algunas veces, sabe bien.

Un abrazo...

Mae Wom dijo...

No me extraña que luego cuando un@ tiene angustia se le haga una bola en el estómago... :P

JuanRa Diablo dijo...

¿Como?

Lila Biscia dijo...

uf! brillante!
noe me habia recomendado mucho tu blog.
se lo agradezco inmensamente: me encanto!

besos

Lila.