viernes, 11 de marzo de 2011

¿Donde?

Miguel Ángel




Los lazos que se derriten de las paralelas 
me atan los ligamentos 
impidiendo el movimiento preciso para volar.

Las canicas entrechocan en un suelo ovalado
chisporreteando en los oídos
como rectas sin tangencia ad infinitum.

En el centro de la circunferencia 
se escuchan pisadas de vuelta 
cuando sólo se recuerdo los de llegada.
 


Me arranco la voz y la dejo desangrándose en tu mano.

Te arrojo el único verso, el que se atrofia enmarcado entre mis cejas.

Me quemo en la pira de los libros que escondo en el armario prestado.

Te doy en chantajeada ofrenda mis ojos gastados de tanta simbología acuciante.

Ahora que sé que lo que no mata te obliga a volver una y otra vez, me arrogo la respuesta:

¿En qué tornillo del engranaje te has escondido?

34 comentarios:

Anónimo dijo...

CURIOSA DIATRIBA...
Y YO AQUÍ, MIENTRAS TANTO, ACOMETIENDO REFORMAS PARA MEJORAR LOS REMONTES...
:(

Respirando entre palabras. dijo...

Uyyy, que fuerte...responderá?
Besito

Alma naif dijo...

Y yo que leía con tono romántico eltexto... terminas con una pregunta que me descoloca...
Genial!!!
Besos Elena y buen fin de semana!!!

Nina dijo...

Me pregunto lo mismo:
¿En qué tornillo del engranaje te has escondido?.

¡Me encantó al igual que la imagen!

soy... dijo...

"Te arrojo el único verso, el que se atrofia enmarcado entre mis cejas."

!Cuanta ternura!

Maritza dijo...

Es duro, amiga.

Pero no es el fin.

Mi mayor abrazo para ti.

Pluma Roja dijo...

Los pasos suenan igual a la entrada que a la salida.

Como siempre Áuryn, tu pintura me llega.

Besos.

Miquel dijo...

Vaya entrada ¡¡¡

Ojosnegros dijo...

Me pone nerviosa ese sonido de las canicas, me da miedo y no sé por qué.
Te salió de dentro palabra por palabra, se percibe muy bien.
Besos y buen fin de semana.

pocofre dijo...

Huy, que buena entrada, me entretube mucho leyendola.

saludos

NallA ZenitraM dijo...

Muy bueno! Veo que has vuelto a la poesía... o más bien, a usar estructuras con versos, nunca está de más. Ha quedado muy bien. Abrazos!

Noe Palma dijo...

ay dios... hoy a todos se les ocurrió darme la cabeza contra la pared!!!
Elena, la verdad, no puedo creer este cielo después de leerte!!

abrazos amiga preciosa!

Alhami dijo...

.


...buena pregunta... nada más que, la respuesta queda atornillada al enigma desangrándose en tus manos...

Saludos bella Elena, muy buenos tus versos

Un beso

Eleanor Smith * dijo...

"Me arranco la voz y la dejo desangrándose en tu mano."

Hago propia esta frase y te aseguro que me refleja al cien por ciento, sobretodo estos últimos días... *

Hay personas que aún viéndote desangrar disfrutan...

Яakro dijo...

"¿En qué tornillo...?"
Una pregunta que siempre traigo conmigo...

¡Excelentes versos!
Saludos.

Ian Welden dijo...

Excelente el desconcierto que produce tu final.
Es como una orquesta que interpreta a Vivaldi y termina tocando a Wagner.
Tu imaginación me contagia.

Abrazos desde Copenhague,

Ian.

Mae Wom dijo...

"Te arrojo el único verso, el que se atrofia enmarcado entre mis cejas": Muy visual esta idea. Cuántas veces no me pasará a mí esto. ;)

TORO SALVAJE dijo...

Estás latiendo!!!

Te felicito.
Disfrútalo.

Besos.

Allan Smithee dijo...

que buena pregunta final para cerrar la sentencia... lapidaria pero no... gran detalle de originalidad

un abrazo, besos, elena

DANI dijo...

Eres enorme chica, tu si que redondeas palabras...me encataaaa.

Besos tremendos

Edu dijo...

A lo mejor no esta escondido, a lo mejor tus ojos no quieren ver la realidad.
Saludos, Edu

Tracy dijo...

¡Buena, buena... de verdad!

FacuZ dijo...

Me arranco la voz y la dejo desangràndose en tu mano.





Despues de eso, debe estar en el engranaje mas lejano. Acurrucado.

Un beso!
Facu.

Belén dijo...

Siempre he pesnado que el que no puede volar es porque no quiere... busca los engranajes, seguro que encuentras el tornillo oxidado...

Besicos

Anónimo dijo...

Hubiera sido mejor y más exacto que te arrojaras la respuesta, lo de arrogar no es muy tuyo.
Gracias por no mandarme a la mierda cuando me escondo, cuando me aniquila, más bien. Te quiero, chochete.

Beginage

Laura Caro dijo...

Quizá no es el tornillo lo que se ha perdido; quizá son esos pasos misteriosos los que te descolocan.
Interesante tu texto, Elena, como siempre.
Un abrazo

ladytacones dijo...

Me han venido imágenes de la gran "Tiempos Modernos" de Chaplin. Los engranajes de la vida. La exclavitud de los tornillos que someten...

Asolada dijo...

Estoy cansada de decirte que esa sensibilidad tuya es la causante de que escribas de este y mil modos. Y de ver siempre más allá.

Me gusta la gente que no se queda en los más acá, Elena.

Besos.

Larisa dijo...

My sister, creo que gracias a ti me estoy reconciliando con el buen gusto.

Petons en 2.0.

Nos vemos el 22 de Marzo, si vos gusta y/o puede.

Emily dijo...

en el cielo
siempre están
las cadenas.

Leo Mercado dijo...

Que bueno que es volver al ruedo.
Un besote.

Doctora Anchoa dijo...

No te arranques nunca la voz; al final es de lo poco realmente nuestro que nos queda.

Jo Grass dijo...

Yo también me hago infinidad de veces esa última pregunta? Todavía sigo sin saber del tornillo!
besos

ladespensaliteraria dijo...

Pase por aqui y me entretuve un rato con tus poemas.
Saludos