miércoles, 17 de noviembre de 2010

Veneno. El mío.

Veo el signo de interrogación de la antepenúltima pregunta.
Pero sólo tengo la última respuesta.
Y es un si-no pegado a trozos,
un collage cualquiera
con mensaje:
todo lo que tocas se duele

Buscando con la mano de los días de fiesta
dentro del cuerpo que me toca este lustro
he encontrado el centro,
no sé si de tu vida o de la mía.
He querido llamarte para preguntarte
(que me cuides que me quieras que me rompas
que me digas que me duermas)
pero he olvidado si te conozco.

Me atraganté con las palabras muertas en la garganta,
y el hilo de saliva es veneno.
Blanco.

42 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Palabras muertas y saliva envenenada no auguran noches de blanco satén.

Paciencia.

Besos.

Frabisa dijo...

Me gusta como juegas con el vocabulario y el resultado de tu juego.

Me cuesta leer poesía en la red, sin embargo me han gustado mucho tus líneas firmes y con carácter.

Enhorabuena.

un beso

**kadannek** dijo...

Me produce mucho gusto el haberme topado con su sitio en esta tarde. Hay una fuerza -medida y controlada- en su forma de escribir. Este texto tiene algo que duele, tal vez por su terrible franqueza. Me gusta. Lindo trabajo.

reltih dijo...

"hasta la vista baby" fulll adiós.
un abrazo

Pluma Roja dijo...

Magnífico este poema. Completito.

Me gustó un montón.

Besos.

NINA dijo...

Faaaa....!
No soy buena lectora de poemas/poesías. Por lo general no los entiendo.
Me dejo llevar por lo que me parece, y aquí me suena a separación.
Y eso duele.

Será por eso que "todo lo que tocas se duele"

Baci

Larisa dijo...

Yo quería preguntarle
y sólo me salió una sonrisa.
De boba.

Besos con alquitrán, amiga mía

estrella de los tejados dijo...

Me encantó! :D

Mondragón de Malatesta dijo...

¡Oh dulce veneno!, si es tuyo, pues matadme...

Me gustó la parte: 'que me rompas, que me digas que me duermas', es que ando tan sentimentalmente caótico, que me ha gustado muchísimo.

María dijo...

Me gusta, a pesar de lo fuerte que me parece. O quizá sea por eso.

Un beso

Laura Caro dijo...

Qué personal te queda todo lo que escribes, Elena. Íntimo, profundo, cargado de imágenes.
Un reclamo de cariño con gritos verbales.
Las corazas y el veneno no son buenas cosas, se llora menos con ellas, pero se es menos feliz también.
Un besote GRANDE de cariño desenvenenador.

Belén dijo...

Más que saliva, el veneno son las palabras no dichas...

Besicos

guille dijo...

A veces he buscado, sabia qué, pero no sabia quien.

Hasta que la encontre. La reconocí en seguida.

Tarde un tiempo en conocerla.

Maritza dijo...

Yo no analizo porque no soy buena en eso.

Pero me encantó eso de:
"He querido llamarte para preguntarte
(que me cuides que me quieras que me rompas
que me digas que me duermas)"...

Palabras que no nacieron...palabras que murieron en la garganta...

Besitos, Elenita.

Susan Urich Manrique dijo...

Hay algo que aprecio de tus textos, y es que no se caen, mantienen la misma fuerza de principio a fin, me gusta. Un abrazo, muchacha.

ALBORADA dijo...

Elena, te leo, y creo no tengo que decirte lo que siento, increíblemente nos podemos conocer un poco por las letras...y es que cuando duele...duele...
La vida es una tenaza en la garganta, pero debemos dejar libre la glotis, buscar oxígeno, y beber el antídoto, quizás volvernos alquimistas necesarios...que se yooooooo.

Sincero y auténtico, como siempre.

Abrazos

Apple dijo...

preguntas sin respuestas, es el veneno mas peligroso para un humano lleno de ansiedad...
y esperamos de otro la mano que nos guie para dibujar una sonrisa...
siempre esperamos de alguien mal, pero yo no lo veo mal!

amo tu manera de escribir...
un abarazo

Personaje de una historia... dijo...

Todo se conoce hasta el punto en que tu lo desconoces...
Me gusto, un abrazo...

El GatoPardo dijo...

Esa saliva que es veneno y en su propia esencia lleva ya impreso el antídoto. Esa saliva que mata con ritmo certero y que algunas veces, sin más lleva al cielo.

Me ha gustado, mucho.

Un abrazo desde el tejado...

conbotasrosasye_yé dijo...

Que bueno lo de "he querido llamarte para preguntarte" y que frustrantes a veces son ese tipo de llamadas que no reciben la respuesta que existe entre parentesis "que me cuides, que me quieras..."

Una sonrisa mañanera, leyendote da gusto saludar al dia!

Doctora Anchoa dijo...

No dejar que se mueran las palabras en la garganta previene una enorme cantidad de dolores y enfermedades.
Un besote

Ardaire dijo...

yo también agradezco mi suerte..

Besos :)

Mae Wom dijo...

Buena descripción del dolor por desamor...
Besos

NallA ZenitraM dijo...

Tal vez la saliva sea la antepenúltima respuesta.. Producir daño a veces es necesario, si no nunca se aprendería a reconocer el propio veneno... Sigo viendo cambios leves en tu estilo, me gustan. Un saludo.

Klawdya dijo...

Recuerdos que duelen y envenenan el alma.

Lindo poema.

Besitos.

leamsi dijo...

DOLOR que no se contiene en tu pluma, pero al parecer si en tu carganta, tragando palabras muertas, no te haces ningún bien
increible trabajo este tuyo que nos llena de sentimiento el pecho
salu2

Ío dijo...

Es todo un placer leerte, Elena; suelta esas palabras, entiérralas....donde su veneno no produzca heridas.
Me gustó mucho "la mano de los días de fiesta"
Muy bueno tu poema, te felicito¡¡
Gracias por tus palabras en mi blog
Besos

Ío

El Buscador de Miradas dijo...

Lo bueno de ese veneno es que puede cambiarse, convertirse en jugoso néctar. Ofrece tantas posibilidades como personas.

Besitos sin veneno. :)

Nómada planetario dijo...

Una dicotomía permanente instalada en el sentimiento.
Tal vez sea preciso tajar de un golpe el nudo gordiano.

Gárgola dijo...

Yo también a veces intento olvidar que no le conozco, pero la memoria me devuelve aquella noche.
Gracias por pasar por donde Creamos el Tiempo.

Ema dijo...

Por favor que así sea, quédate en el blanco, en el silencio esquisito de tus palabras.
Grácias Elena!

JuanRa Diablo dijo...

He querido llamarte para preguntarte
(que me cuides que me quieras que me rompas
que me digas que me duermas)
pero he olvidado si te conozco.

Me ha embriagado el sabor de este veneno. Es de los que matan suavemente... con mucha vida.

poetadebotella dijo...

No deberían existir palabras muertas en la garganta, no deberíamos callarnos nada...todo sería mucho mas claro y sencillo!
muuuah

Aloe dijo...

En ocasiones no sabes si quieren salir o volverse, tal vez de donde nunca debieron salir... se amontonan, las palabras y se mezclan con los pensamientos.

beso, Elena.

aloe.

Belidor dijo...

Gracias...
Todo se cae a trozos o pedazos, no lo sé muy bien...

nubedealgodón dijo...

Todo lo que tocas se duele,
cualquier respuesta puede llegar a doler, sobretodo hablando de amor.

me ha gustado mucho!:)

la chica de las biscotelas dijo...

vaya... Midas!

la chica de las biscotelas dijo...

víboras seguro!

Duschgel dijo...

Huy, ese veneno... Creo que es de los peores.

Por cierto, gracias por visitar el blog de Bloggers con voz. ¿Podrás participar ya en esta tercera sesión? ¡Espero que sí! :)

Espérame en Siberia dijo...

¡BRAVO!

Un tipo dijo...

Brillante juego de palabras. Me gustó mucho :)

Un saludo.

Noe Palma dijo...

realmente me quedo impresionada con lo que leo...

me gusto mucho esto:

"...(que me cuides que me quieras que me rompas
que me digas que me duermas)
pero he olvidado si te conozco..."

me genera sensaciones que no se explicarte...