lunes, 8 de noviembre de 2010

Princesa

La Cenicienta tiene una invitación para una copa gratis.
Y a pesar de haberse prometido a sí misma tener más cuidado,
se ha vuelto a dejar el tacón nuevo clavado en el cuerpo
de alguien que se ha caído al suelo en la estampida
que se ha provocado al correrse la voz (¡oh, Di-os-mí-o!)
de que la fiesta no era cool, si no friki total.

La Bella Durmiente está ingresada en el ala psiquiátrica
desde que se pinchó el dedo con la desgana de su novio gay.
Empezó a sangrar un hilo finísimo, pero el líquido lo empapó todo
y perdió la calma cuando le llegó a los ojos
Empezó a verlo todo rojo.

Alicia es la más buscada en el lado oeste de este País Maravilloso.
Con el AK-47 que le robó a Geiperman está llevándose por delante
a todos los conejos que roban los relojes biológicos de las doncellas desvirgadas.

La madrastra de Blancanieves está desesperada.
La niñata no quiere comerse la manzana de la sabiduría que heredó de Eva.
Dice que tiene demasiadas calorías.

Le han preguntado a Morla. Y ha vomitado:
"La femeneidad se enraiza en las mujeres que han sido antes que nosotras,
y la desarrollamos en una individualidad que tiene que desencajarse
del corsé social (que le toca a cada una)
encontrando identidad por sí misma".
Después de esto se ha tomado su dosis de Prozak
y le ha dicho a la periodista que corra hasta caer muerta.

23 comentarios:

Ignacio dijo...

Joder que penita me ha entrado; ya no quedan princesas ni amores imposibles

María dijo...

Me gustan más los cuentos así.
Será que como soy rara...

Ignacio dijo...

No creo que seais raras; pero vamos, dan penita las pobres princesas.

Susan Urich Manrique dijo...

Jajajaja, carcajada larga!!!

ALBORADA dijo...

JAJAJAJJAJA, menos mal no me gusta el uso de los sostenes y corsé, mucho menos, oprimen...ayyyyy, Elena, será por eso que ya el Prozak no es suficiente, creo será mejor tratamientos alternativos como la hipnosis, o al final, camisa de fuerza...bah, da igual.

Escribes de manera espectacular mujer.

Abrazos miles

Maritza dijo...

Vaya que hoy amaneciste con una imaginación desbordante, Elena!
Grandioso.

Pero siempre leo tus mensajes "entre líneas"...
Eso de "el corsé social ", por ejemplo, es bastante interesante, históricamente hablando y para un largo debate y/o comentario...

BESITOS.

Ignacio dijo...

A mi tambien me ha llamado la atención, por otros derroteros: yo defino ciertas cosas como encorsetamiento ceremonial; pero en mi caso debe ser una deformación.

NallA ZenitraM dijo...

Vaya... muy bueno, sin duda.. y la vieja Morla... ¡cuánta sabiduría!
Brindo por ti, por ella y por todas las féminas que os deshaceis del corsé represor que os ha tocado.

Trix dijo...

Muy buena la entrada! Es genial, en serio, las princesas de los cuentos ya no existen y lo mejor es la sensación de quitarse el corsé social! Habrá que ir pensando en dejar el Prozac.. Un saludo!

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

En un "feisbuc" cualquier robé que al nacer me pedí princesa porque zorras ya había bastantes. Por lo que veo, tampoco di en el clavo. Princesas turbias de uñas de laca descascarillada y tabique nasal de platino.

taperwere dijo...

jajajajajaja que bueno! :)

Aloe dijo...

Menos mal que no has tocado a la Barbieeeeeeeh ¡¡¡¡

Bien, vamos muy bien jajajaj dentro de poco nos cambiamos los cromos en el psiquiátrico, jajjajj

Un beso.

aloe.

Suso dijo...

Como cambian lso cientos, aunque así parecen mas reales sin duda tal y como están las cosas que la realidad supera la fición.
besos

Larisa dijo...

Banda sonora: "De príncipes azules y princesas", de El Chivi. Cúchala y me dices ;)

guille dijo...

Las chicas ya no quieren ser princesas adivino el sabina.

No quieren esperar un principe azul que le arregle la vida con una boda y encerrandolas en casa a cocinar y cuidar los niños.

Las chicas, ademas de guerreras, son sabias.

Lo de la manzana y las calorias todo un hallazgo.

La verdad es que cada una tiene que correr su carrerra.
Ahora un poco mas facil que hace 30 años.
Aqui muchisimo más facil que en Afganistan, Iran o Gabon.
No dejamos de ser afortunados hijos de principios del siglo XXI en el tiempo y de la Europa Occidental en el lugar.

Jazmín dijo...

Aún creo en los cuentos de hadas y princesas...jajaaja. pero...Arriba el "descorsetamiento" !!!

Belén dijo...

Son finales muy normales... un poco extraños pero normales :)

Besicos

Leo Mercado dijo...

Suele suceder que las princesas forman parte del mundo de lo que destiñe.
Quiero leer un texto, tuyo, muchacha verde, donde salga el sol.
Beso trasatlántico.

PD: Supongo que tendrás una opción poema delivery, no?

enrojecerse dijo...

jajaj seguro que esto era la autentica realiadd

antonio alfaro sánchez dijo...

no se si he publicado el comentario anterior decia grande lo tuyo! un saludo desde el reino del norte

TORO SALVAJE dijo...

CENICIENTA.

Quizás esta noche
antes de las doce
a la tímida Cenicienta
le coma la boca
y de un zarpazo
le arranque la ropa
para explicarle un cuento.

Besos.

JuanRa Diablo dijo...

Siempre sospeché que toda princesa de cuento tenía su cara B.
Hoy las he sorprendido blasfemando en todo su esplendor.
Como me temía.
Pero son admirables siempre.

Me emborracha tu prosa de joyas y pasta de arroz, dama de Áuryn

Anónimo dijo...

Valiente terapeuta infantil...imaginaba a tus enanos gritando hueco, mientras soportas sussurros de amor de sus madres.Oye son cuentos sólo si se han contado?

Beginage