miércoles, 21 de septiembre de 2011

aletrada


Ryan McGinley


se me agotaron las palabras
se me gastaron del uso
me abandonaron desnuda en el patio del colegio

se me fundieron las letras,
se licuaron en la piel
se desarmó la voz pensante
en el sentir posado
se me derramó el espejo
nos bañamos los dos
nos hicimos
atiempo
nos bebimos el fuera
ilimitada en lo concreto
abstracta en la materia

se me agotaron las palabras
quedé arrojada
no a la soledad
que sería otra,
si no a mí,
que soy sola

dejé de buscar
paré de encontrar
perdí un nombre
rompí una estructura

las fuerzas imantadas
mantienen
el centro de gravedad
sin sumar
voluntades



18 comentarios:

Noelia Palma dijo...

Sabías que sos mi escritora preferida, no?
por esto lo digo, claro...
por este texto, por los pasados y los que aún no vienen,
aletrada nunca, adentro hay una voz de vos misma, un color diferente todos los días para que te pongas y sepas decir.

Miquel dijo...

En ocasiones, demasiado triste....

Maritza dijo...

Será porque los cimientos se movieron para dejar paso a algo mejor?
Desde el punto de vista en que te miro ahora, y con un muy buen zoom...a mi me parece genial!
Toda un derrumbe personal, sólo deja paso a una nueva construcción, a mi modo de ver maravillosa.


Genial texto y la imagen que lo acompaña es fascinante.

Abrazos miles!

Doctora Anchoa dijo...

Cuando a uno se le gastan las palabras, y ya no encuentra sentido a seguir diciéndolas, malo. Menos mal que ya veo que no es tu caso, tus palabras siguen tan en forma como siempre ;).

El Joven llamado Cuervo dijo...

En algún momento pasa. O es que a dios se le ocurre inventar mundos diferentes? No, no le da la cabeza.
Ora que vos, como genia con lámpalabra, le pasás frenéticamente una gamuza y las palabras toman nuevos brillos, y nosotros, pobres mortales, nos creemos que se trata de nuevas palabras. Y asi va el mundo. También sos mi escritora preferida.

Jo Grass dijo...

Bello, fresco y expresivo. Genial, como siempre. A veces, no viene mal una dosis de desencanto para cambiar de rumbo.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Es casi el limbo.
Huye.

Besos.

Emily dijo...

"no a la soledad
que sería otra,
si no a mí,
que soy sola"

Pluma Roja dijo...

Piérdelo todo, menos la palabra. Me haría falta.

Saludos cordiales.

Hasta pronto.

Carolum Art dijo...

Muy bonito, en realidad que al agotarse las recuperaste!
Abrazos

BaBel dijo...

quedé arrojada
no a la soledad
que sería otra,
si no a mí,
que soy sola

DANI dijo...

Te presto las mias, a mi se me agolpan las palabras y nunca se como colocarlas...

Besazos enormes

Anónimo dijo...

Lo mejor que te leí, Romper el espejo, darle otro brillo al alma.

JuanRa Diablo dijo...

El día que te lea triste me vas a volver del revés. Y te enterarás de lo que vale un peine.

jamás dejes de buscar

Vivo con Hades a tiempo parcial dijo...

¿Se acabaron las palabras?.
Imposible.
No en ti.

M.Samsa dijo...

sumar nunca fue fácil.

las fuerzas atractoras sí suman voluntades y tú tienes mucho de eso.

abrazo.

anuar bolaños dijo...

Los gritos internos..., ¿dejan eco?

protervidad dijo...

Fundirse las letras...

Es como un cuchillo de mariposas que hacen lagos de fuego para quemarnos el poema que enterró bajo mil almas del cuerpo.