domingo, 21 de abril de 2013

...a vol



 
Martikson

Vuelve lo cotidiano;
el vaso en la mesa,
el agua en el grifo
y la sabana arrugada
y el despertar desubicado

Vuelve la mano debajo de la almohada,
y el final del día
y el principio del cansancio
y el retorno de lo que no se atrapa

vuelve la vuelta
y vuelvo yo;
      o lo que soy o lo que fui
vuelve lo que volvía
y lo que no vuelvo

y vuelta a volver

8 comentarios:

Miriam Tessore dijo...

cuántas veces todo se repite sin sentir ningún peso? miles y miles de repeticiones...y de pronto, un pantano.

Diría Clarice Lispector:
"Estoy cansada"
"De qué Clarice?", le pregunta el periodista.
"De mí misma", dijo ella.

un abrazo Auryn

Darío dijo...

El eterno retorno...

conbotasrosasye_yé dijo...

...mientras vuelvas de esta manera.

JuanRa Diablo dijo...

La vida está a veces volvida del revés.

Saludos cariñosos, Elena

Carmen dijo...

No hay rutina que atrape en mis poesías
el pasar de los años ,
el pasar de los meses, tras sus días.
Un placer leerte.
Un saludo

InfusionDeLotoNegro dijo...

Volver a volver a volver...

La vuelta a lo que no se atrapa es
lo que más me ha "atrapado".

Gracias por eso

y por todo lo demás.


P.D.:
Quiero una cámara del caos, pero puede que sea única de Keops ¿no?...

Besos

Maritza dijo...

Vuelve...

mónica pía dijo...

nuestra obstinación...

me gustó mucho pasar por tus poemas! un saludo,