domingo, 8 de julio de 2012

anestesia

Hopper


el deseo, el veneno

la serpiente soy yo
la que muerde, no la que es mordida
la que envenena
la que se anestesia

no hay clínicas de desintoxicación 
sólo curas de sueño
de olvido aletargado
de recuerdo escondido

el deseo
el veneno
la anestesia
el olvido
 

12 comentarios:

InfusionDeLotoNegro dijo...

Estoy brindando por la vida
con un vaso de veneno (Léase bajo los efectos de la habitual infusiondelotonegro)

Yo prefiero el veneno a la anestesia, aunque sean papeles intercambiables.

Te leo

Miquel dijo...

Vaya....Salut

Tracy dijo...

¡Cuánto tiempo...!
Me alegre que estés de vuelta y con un cuadro de Hopper.

Doctora Anchoa dijo...

Mejor la cura de sueño. ¡¡¡Buenas noches!!!.

Darío dijo...

Brutal. Dan ganas de putear tanta visceralidad. Lechuga vuelve y la descose. Un abrazo.

Leo Mercado dijo...

A rabiar. Y hasta la médula. (O nada).

Noelia Palma dijo...

la vida

(...)

anuar bolaños dijo...

Sólo una cosa no hay: Es el olvido.

Grace en el País de Las Maravillas dijo...

Es veneno, pero huele a canela, pero ¿es veneno? es veneno, veneno, canela, canela, veneno...
That's the cuestion...:P

VeraE dijo...

¿Olvidar? ¡Quien puediera! No hay pastillas para eso, sólo algún placebo...dde vez en cuando.

BsoT, Elena.

Maritza dijo...

Me pregunto dónde será que está la hablante del poema...

SE BUSCA.
Voy a hacer carteles urgentes.

Mil besos.

LuZerna dijo...

Si repartiendo veneno consigues anestesiar, afortunada tú.
Ni mientras sueño me anestesio...