martes, 7 de febrero de 2012

aconforme


Tapies



delante de tantos ojos hambrientos,
quién no se convierte en boca

ni espejos
ni yoes
ni tus túes

ni preguntas llenas de vacío vertiginoso
ni bolas de angustia ante tus llenos (enojosamente ajenos)

a punto de caer
agarrándome en un equilibrio apalabrado en el borde

jugando a centros disconformes


10 comentarios:

Tracy dijo...

Me alegro de tu vuelta y que sea con Tapies.

Pluma Roja dijo...

Gustazo volver a leerte, siempre Excelente Elena.

Saludos cordiales.

Miquel dijo...

Salut ¡

Giuliano Lorca dijo...

Libres como niños.

Doctora Anchoa dijo...

¿Aconforme total, o negándote a vacíos verteginosos y centros disconformes?

Anónimo dijo...

¿Si me lleno de ti, dónde quedas tú, en qué me convierto yo?

JuanRa Diablo dijo...

Me transmites libertad.
Y eso que me enredas con tus palabras...

Manuel María Torres Rojas dijo...

Palabras enredadas en conceptos en espiral, superpuestos y concéntricos...¡Me place!

Sarco Lange dijo...

Mi yo lee a tu tú y ambos se van de copas hasta el sagrado vómito.

Besos.

protervidad dijo...

Ni yoes, ni túes....

La pulsación seguirá tendida cuando la garganta eclosione eclosione cuando descubra que hay palabras que son órganos..