jueves, 24 de noviembre de 2011

licuando


Leonardo da Vinci


licuando
la tristeza
pidiéndole perdón por existir
destilando
la agonía
agradeciéndole que se alargue
para seguir muriendo
para seguir viviendo
es decir,
quiero decir;
me explico:
para continuar donde empecé
de donde no me muevo
de la pregunta
del interrogante
del quién
del cuándo cómo y por qué
haciendo periodismo barato
investigación de despacho
truculencias de buhardillas
de vigas carcomidas
de sótanos húmedos
empezando la casa
en la puerta de servicio

la lluvia sólo cala
cuando no estás empapada


13 comentarios:

Eleanor Smith # dijo...

la lluvia sólo cala
cuando no estás empapada

Es un final tremendo. Se percibe en el cuerpo ~

Un beso o 2 #

El Poeta Maldito dijo...

"la lluvia sólo cala
cuando no estás empapada"

Me encantó ese final. Me perdí un poco desde la parte del "periodismo barato".

Saludos.

soy... dijo...

"a lluvia sólo cala
cuando no estás empapada"

Brillante, nos quedaremos todos con esa frase...

"es decir,
quiero decir;
me explico:"

Eso me recuerda a mi adorado Cesar Vallejo.

Un saludo.-

El Joven llamado Cuervo dijo...

"La lluvia sólo cala...", no mentira...el poema es un desborde de amargura, al menos para mi, que me voy a dormir pensando en seguir viviendo para ir muriendo...

El Drac dijo...

La poesía suele ser una válvula de escape para tanta monotonía. Te quedó bien. Un abrazo

Miquel dijo...

de acuerdo....

Emily dijo...

muerte por agua.

Cinzia Procopio dijo...

Contuntencia, Elena. Me encantó.

TORO SALVAJE dijo...

Este poema es un tiro.
Me voy muerto.

Besos.

protervidad dijo...

del quién,
del cuándo cómo y porqué.

Ese consumir de preguntar que dijo Artaud ¿No?.

Siempre tuvo razón.

Vaya, Qué dignidad de verso, divino,
Noe tenía tanta razón.

Esilleviana dijo...

estar saturada, mojada, desencantada o cuando tienes preconciba una idea o pensamiento, es más difícil cambiar y modificar el modo de entender y comprender algo nuevo.

me gustó mucho.
:)

Niuqech M. dijo...

Pasarse por aquí cada vez que escribes es la hostia¡¡¡
Ya se que dicho así queda poco poético pero es la puta verdad.
jejeje

salud¡¡¡

JuanRa Diablo dijo...

Yo me quedo con las vigas carcomidas
de sótanos húmedos...

Y dejo mi abrazo que apuntala.
Por si acaso.